8 Trucos para reformar tu COCINA
23 agosto, 2018

En muchos casos, tirando total o parcialmente un tabique de tu casa se obtiene un espacio más habitable y cómodo.

¿Te imaginas la ampliación de tu vivienda sin añadir tabiques? No es magia, es viable y se puede hacer a tu gusto y de forma que te parecerá genial.

Tabiques

Las casas y pisos con un elevado grado de antigüedad (incluso también en algunas viviendas de no muy reciente construcción), tienen su distribución muy condicionada e incómoda.

En las viviendas suelen existir demasiados tabiques y puertas que reducen mucho los espacios. Si esto te ocurre, es limitarte el confort de tu hogar por lo que te puedes plantear tanto a nivel de reforma total o parcial, su ampliación.

Un espacio puede ser en su estado original un auténtico laberinto, que en tu vivienda, lugar de trabajo… excesivamente fragmentado en su distribución, con muchas estancias divididas y sin entrada de luz ni de ventilación natural.

Con un estudio técnico previo, hay muchas soluciones que no se perciben inicialmente, pero se pueden ganar muchos m2 de espacio habitable, incorporando zonas de la casa que faciliten las comunicaciones y aporten luminosidad que no tenías.

 

Pasillos

 

En las viviendas con frecuencia se obvian las conexiones entre salón-cocina, pasillos – habitación…y están resueltas con espacios muy estrechos y sin iluminación natural.

Los pasillos son inevitables en algunos casos, pero en otros no, ¿crees que solo pueden ser una conexión de habitaciones o una especie de pasadizo que intercomunica tu casa? Porque pueden tener más funciones además del acceso, como antesalas, zonas de almacenamiento y servicio con armarios, estanterías…, que se pueden enriquecer integrándolos con las habitaciones colindantes.

Si hablamos de pasillos laberinto (con circulaciones a 90º, interminables, estrechas y oscuras) muchas veces hay posibilidad bien de reducir su longitud, o ampliar su anchura simplemente realizando un estudio técnico previo,  el cual nos puede además producir ampliar y resolver otras estancias colindantes de la vivienda.

Puertas

Deberían existir las justas, no tiene ningún sentido que en 1 m2 coincidan más de 2 puertas, es una incomodidad para tu día a día.

Las puertas pueden ser de distintos materiales, pues la combinación de madera y vidrio puede darle luz a la estancia.

Es más, en algunas estancias como salones e incluso cocinas (resolviendo adecuadamente la evacuación de humos y olores), ni es preciso su existencia o bien se pueden incorporar con un sistema corredero.

Las puertas correderas en muchos diseños de casas unifamiliares, pisos, apartamentos,…no se han incluido en el proyecto inicial de tu vivienda siendo un craso error.

Existen diseños realmente atractivos de puertas correderas que además imprimirán carácter a tu casa, si las de siempre te resultan aburridas. Eso sí, los sistemas correderos deben disponer principalmente de guías resistentes, elige marcas del mercado con una importante experiencia y garantía, pues sino, se descolgará todo rápidamente.

Celosías y paneles de separación

 La Celosía, como elemento arquitectónico decorativo es un “tablero calado para cerrar vanos”,​ su origen y uso era para ventanas y balcones.

Actualmente lo puedes utilizar para cerrar parcialmente un espacio de tu vivienda, porque impide que seas visto pero permite ver y deja penetrar la luz y el aire. Incluso se utilizan como barrera parcialmente visual, para delimitar espacios-usos, pero sin cerrarlos completamente.

Su aspecto habitual puede ser como de un enrejado o entablado de finos listones de madera, pero puede ser de otros materiales como piedra, madera sintética, plástico o metal. ​

Igualmente el panel puede ser de varios materiales como las celosías, ya que se confunden con éstas cuando son calados, pero el panel puede ser también macizo e incluso ponerse de varias posiciones, alturas…consiguiendo distintas formas, eso lo eliges tú o que te propongan los técnicos en función de los modelos y soluciones planteadas.

Distribución de mi vivienda. ¿Espacios abiertos y cuáles?

La incorporación del salón-comedor a la cocina, es una de las soluciones más atractivas, pues son 2 zonas muy ligadas que deben estar muy cercanas y de fácil acceso, tanto resueltas en un mismo espacio o con sistemas de cierre corredero o con celosías de separación.

Salón y comedor, su concepto ha cambiado. En primer lugar, el salón es el espacio más importante y grande de tu casa… ¿por qué? pues porque es donde se concentran más personas y donde se pasa más tiempo.

Debe ser un espacio diáfano, no tiene por qué estar cerrado, y además debe tener la capacidad de funcionar también como comedor, sala de reunión…por lo tanto debe tener unas dimensiones importantes para favorecer su múltiple uso.

Habitaciones italianas, muy frecuentes en los pisos construidos entre los años 50-70, son estancias dobles que se encuentran separadas por un tabique con puertas y en la que una de ellas tiene ventana y la otra es interior, si aprovechas la luz y la ventilación de la primera, se puede incorporar  bien al salón ( como comedor o sala de estar ), bien a una habitación ( como vestidor o baño incorporado…o ambas cosas ), bien como zona de juego, biblioteca, almacenaje general, todo ello ligado a tu pasillo, creando una zona de servicio y amplitud entre el mismo.

Baños y aseos, algunos de ellos son minúsculos, ¿tu aseo es de los que no se puede ni abrir la puerta, o bien hay que moverse de forma contorsionista? Si coincide que está al lado de la cocina, lo puedes derribar y añadirlo a la cocina para convertirlo en una despensa o zona de lavadora y plancha por ejemplo. Si coincide entre dos habitaciones, puedes convertirlo en el vestidor de la habitación más pequeña.

En resumen, hay muchísimas opciones de mejorar tu espacio, muy comprimido por los tabiques actualmente y el exceso de puertas colocadas en tu vivienda.

Conclusiones

¿No lo haces por miedo a que sea caro? No es de lo más caro en reformas.

¿Debes de tener cuidado con el parquet del suelo? Si, y puedes aprovechar para pulirlo y encerarlo que seguro que te lo agradece.

Los espacios abiertos ganan a los cerrados en tamaño y luminosidad.

Una vivienda laberíntica se vuelve disfuncional con el tiempo.

Pasillos y puertas, solo las necesarias ya que te permiten aumentar metros cuadrados útiles en tu casa. A veces pueden cambiarse por celosías y paneles si no te gusta totalmente abierto.

Puedes elegir la distribución de tu casa aunque ya venga planificada originalmente.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies